Segunda Compañía de Bomberos de Curacautín

Nuestra Compañía

La Segunda Compañía de Bomberos de Curacautín nace el 15 de diciembre de 1955, de la mano de un grupo de visionarios ciudadanos con el único objetivo de prestar servicios desinteresados a la comunidad, bajo el alero altruista del voluntariado, en una ciudad pujante por la industria maderera, donde las emergencias eran cada vez mas comunes y de mayor significancia.

Desde un comienzo nuestra Segunda Compañía se desempeñó en labores de Zapadores, haciendo de las hachas, escalas y cuerdas su herramienta de trabajo. Con el paso del tiempo y la incorporación de unidades de agua, nos transformamos en una compañía mixta de agua y escalas, lo que perdura hasta el día de hoy.

Historia de “La Esmerada”

Segunda Compañía de Bomberos “La Esmerada”

Fundada el 15 de Diciembre de 1955

Su lema “Siempre Alerta”

Con fecha 04 de Marzo de 1956 se comunica a las autoridades locales la creación de nuestra 2ª cía., dando a conocer la misión que le corresponderá ejercer en el “Salvataje de vidas, propiedades y especies contra los riesgos de incendios y siniestros que afecten la seguridad pública. El número de voluntarios inscritos a esta fecha es de 25 socios cooperadores y 42 voluntarios activos, siendo su primer capitán Don José Armando Valdevenito.

Abril, la compañía hace su primera presentación en público, esta ceremonia se realiza en plaza 21 de mayo “La plaza del Cura” (ubicación actual de Hospital Curacautín) donde se realiza el bautizo de la cía. y se presta el juramento de rigor para poner a disposición de la comunidad los servicios de los voluntarios activos en la labor de salvataje, finalidad apoyada en su lema “Siempre Alerta” defenderá los intereses de la comunidad.

En el mes de abril, día 14  se realiza el primer ejercicio como compañía, se citó a los voluntarios a un ejercicio práctico en terreno, ejercicio que consistía en cerrar con cordeles las calles A. Prat con Serrano y A. Prat con Calama, maniobra que duró 65 segundos, durante el desarrollo de este ejercicio se observó mucha disciplina y entusiasmo dentro de la totalidad de los voluntarios.

Siendo el 30 de abril de 1956 se produce el primer llamado de Incendio donde acude la compañía, viéndose afectado un galpón con pasto ubicado en calle Manuel Rodríguez de la ciudad, propiedad del Sr. Arturo Espinoza.

Debido a que la compañía comenzaba a hacerse cargo de los siniestros en la comunidad, en el mes de abril se realiza la primera compra de cascos, los cuales eran modelo nº 13 de color verde con un nº 2 de bronce.

Llevando sólo unos meses como compañía, la naturaleza los llevó a enfrentar una de las más grandes emergencias, el 06 de junio de 1956 realiza erupción el volcán Llaima, se produce el llamado de sirena para formar patrullas con el fin de auxiliar personas y propiedades a los alrededores del volcán, como la compañía aún no contaba con un vehículo carro bomba, el sr, tesorero de la compañía puso a disposición su camión particular para salir en el auxilio de quienes o necesitaban, saliendo a las 01:30 hrs hasta la mañana siguiente.

El 18 de julio de 1956 se realiza la primera “Ronda Puelche”, esta como tradición que se realizaba cada vez que el viento puelche amenazaba la ciudad,  fueron  organizadas  “patrullas de rondas” al mando de un oficial donde generalmente se estaba hasta la madrugada. Legando así la tradición hasta nuestros días.

En septiembre  de este mismo año, se produce durante la noche un llamado de incendio, es aquí donde un voluntario de la compañía don Carlos Martínez llega con gran prontitud, lo que gracias a esto logra salvar a un niño de 7 años.

25 de Noviembre de 1956 se realiza la primera guardia de honor por fallecimiento del voluntario José Belmar Fuentes.

Hacia fines de este año, la compañía había logrado integrar material de salvataje, 3 escalas y 2 tiras de cordel.

Se necesitaba estructurar una forma de trabajo, por lo que se logró que la compañía se organizara y pudiera distribuir el material adecuadamente en secciones ante un siniestro, creando así 4 secciones:

  • Sección corta fuego
  • Sección salvataje
  • Sección cordeles (cuerdas)
  • Sección guarda especies

Hacía 1957 debido a la necesidad de guardar el material de salvataje de la compañía y no contar con un lugar, se le solicita a la primera compañía un lugar en su camión para guardar el material la cual fue aceptada.

Pero no sólo el salvataje de bienes y vidas de personas acudía la “La Esmerada”, hacia el mes de julio donde las lluvias son intensas y los inviernos crudos en esta precordillerana ciudad, se recibe un llamado de socorro por el desborde del río Mazano có inundando un criadero de cerdos, donde acuden la mayoría de sus voluntarios y dan solución con gran esfuerzo y muy pocos recursos.

Como conseguir recursos era indispensable para realizar un trabajo adecuado, se realizaron diversas actividades, veladas bomberiles, rifas, campaña del sobre, bailes y captación de socios cooperadores.

Así pasaba el tiempo y nuestra compañía trataba de solidificarse cada vez más, no descarando los problemas y caídas, pero aún así se seguía adelante, cada vez con más entusiasmo pensando en el más necesitado, el hombre y la mujer que está en peligro, sabían que debían estar ahí y eso los hacía más fuertes..

Con orgullo y sacrificio hacia 1958 ya se contaba con equipo para voluntario, el cual consistía en casacas de paño rojo con la botamanga verde, de ahí nuestra querida “casaca roja”, cascos tipo americano verde, cinturón de cuero verde y corbatines verdes, la chapa del cinturón llevaba un nº 2 de bronce, también se contaba con una bandera con mástil y un porta estandarte.

Hacia esta fecha el impulso que los llevo a trabajar con fervor ya se veía cumplido, se contaban con 8 baldes de color verde de 10  lts, y un camión chevrolet mod 1942 usado, ya había un espacio propio para guardar las herramientas.

Es así como pasa el tiempo y también se reestructura la forma de trabajo en 5 secciones siendo:

  • Sección choferes y maquinistas
  • Sección cordeles
  • Sección agua
  • Sección salvataje
  • Sección cruz roja, salvataje y vigilia de especies

La compañía se ha caracterizado por una particular forma de enfrentar el diario vivir, siempre activa, dispuesta a dar todo por los demás, constante y con un miramiento hacia el futuro que nos incentiva en perfeccionando cada día más.

Antiguamente los voluntarios eran clasificados por su desempeño y con notas en diferentes acciones tales como; asistencia, cooperación, disciplina, espíritu de trabajo y conducta social.

Hacía el año 1960 el gobierno de la época regaló la bomba Nissan Junior y posteriormente hacia 1970 se adquirió un carro Ford para 2000 litros de agua y alta presión, pudiendo decir que para el año 1982 se contaban con dos carros completamente equipados.

Julio de 1980 se crea la sección cadetes formada por jóvenes entre 12 y 17 años, con única misión de adistrarlos para que con el tiempo ingresaran las filas del voluntario activo.

Luego se contó con un carro Renault 85 – 150 4×4 equipado con una gran gana de material menor y una ambulancia modelo Renault Trafic año 1990.

Actualmente se cuenta con un carro semi urbano, Renault Midlum 240 4×4 año 2008 y una camioneta Chevrolet Suvurvan 4×4 utiliza para labores de rescate adquirida en el año 2014.

* Información recopilada de archivos y actas de la compañía, y corroborada por nuestro voluntario Director Rubén Riveros Dávila (QEPD) y editada por la voluntaria Natalia Seguel G.

Historicas 2da